Comparecencia del Ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana a petición propia: “Para informar sobre las líneas generales de la política de su Departamento”

Comparezco ante esta Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Congreso para informar sobre las líneas generales de la política del Departamento. Lo hago a petición propia y también de los Grupos Parlamentarios Popular, Vox, Republicano y Ciudadanos.

Como Sus Señorías conocen, tenemos la responsabilidad de dos grandes áreas políticas: la movilidad y la vivienda, con un importante peso económico y social:

  • El valor añadido bruto de las actividades asociadas representa algo más del 20% del PIB español.
  • Somos responsables de alrededor del 80% de la inversión pública en obra civil del Estado.
  • El 42% del gasto de las familias españolas se destina, precisamente, a vivienda y a transporte.
  • Más del 50% del consumo de energía final en España procede del transporte o la edificación.
  • Y a todo ello hay que añadir que somos un Ministerio claramente transversal, que incide en no pocos sectores, por ejemplo: en el turismo, el sector exterior, el industrial o la seguridad vial.

Pero, sobre todo, tiene gran trascendencia en la lucha contra el cambio climático, la cohesión social y el incremento de la productividad de la economía.

Al hablar de la movilidad en España, cabe distinguir dos ámbitos fundamentales: la movilidad urbana y metropolitana, y la movilidad interurbana.

Además, dentro de la movilidad interurbana, cabe considerar de manera específica la movilidad rural. Si bien se trata de una competencia de las Comunidades Autónomas, estamos dispuestos a trabajar para, entre todos, poder mejorar las soluciones de movilidad de la manera más eficiente.

En la movilidad cotidiana que se desarrolla en nuestras ciudades, la que llevan a cabo diariamente todos los españoles para ir al trabajo, por estudios o por motivos de ocio, cada ciudadano efectúa de media unos 2 o 3 viajes al día. La mayoría de estos viajes se llevan a cabo a pie -o en bicicleta- o en vehículo privado, si bien el transporte público también tiene una cuota de participación relevante en las ciudades españolas y constituye la espina dorsal de la movilidad y un importante elemento de cohesión social.

Y, en el ámbito de la movilidad interurbana –clave para la cohesión territorial del país y para el desarrollo de la industria del turismo–, los viajes son menos frecuentes pero de mayor distancia. Cada ciudadano español lleva a cabo, de media, entre 1,6 y 2,1 viajes interprovinciales al mes, con una distancia media algo superior a los 200 km.

Dentro del ámbito de la movilidad interprovincial, cada día en España se producen más de 2 millones de viajes interprovinciales de más de 50 km, con más de 4 millones de viajes interprovinciales en los días punta de verano.

Como dije el día de la toma de posesión, difícilmente podremos tener éxito en la reorientación social, ambiental y modernizadora de España si no acertamos en la reorientación de las políticas de este Departamento.

Descarga del documento completo

Deja una respuesta