Barcelona: Mediación municipal para resolver conflictos entre el vecindario y los pisos turísticos legales

Ayuntamiento de Barcelona, 7/8/2019

Desde que se puso en funcionamiento, en el mes de enero, el servicio municipal de convivencia y turismo, que se encarga de mediar en conflictos entre el vecindario y las viviendas de uso turístico (HUT, por la denominación en catalán) legales, ha resuelto 238 casos y ha llegado a más de 300 comunidades.

07/08/2019 16:33 h

Ajuntament de Barcelona

Las viviendas de uso turístico legales son actualmente una alternativa de alojamiento turístico en la ciudad. Las particularidades de su funcionamiento, como por ejemplo la gestión por parte de los propietarios autónomos, dificultan el seguimiento de incidencias que se puedan producir.

Hoy día en la ciudad hay 9.657 viviendas de uso turístico legales, que ofrecen 58.911 plazas de alojamiento y comparten espacios con los vecinos y las vecinas de las fincas. Esto puede ser una fuente potencial de problemas, y de hecho, cada año se registran en los servicios de atención a la ciudadanía cerca de 2.000 incidentes relacionados con los HUT.

Con el objetivo de reducir la conflictividad social y mejorar la calidad de vida y la convivencia del vecindario, en el mes de enero se puso en marcha el servicio municipal de convivencia y turismo, formado por un equipo de cuatro personas que se desplazan a las fincas en las que se han registrado denuncias y hablan con el vecindario con el fin de asesorarlo y mediar entre las partes para solucionar los problemas con el alojamiento turístico.

El servicio llega a toda la ciudad y prioriza los distritos con una concentración más elevada de pisos turísticos, como Ciutat Vella y L’Eixample.

Un total de 238 conflictos resueltos

De las actuaciones resueltas por el equipo municipal de mediación en conflictos entre comunidades vecinales y HUT, 187 son servicios de asesoramiento, y 51, mediaciones.

Las actuaciones que no han acabado con una resolución por asesoramiento o mediación han sido derivadas a los servicios municipales de inspección (57) o a técnicos de convivencia del distrito(12), siguen abiertas y en gestión (89) o se han cerrado por disentimiento o derivación a otros servicios (45).

Las comunidades vecinales denunciar los conflictos mayoritariamente a la Guardia Urbana (en un 68 % de los casos), pero también se ponen en contacto directo con el servicio municipal a través del teléfono (27 %) o el correo electrónico (3 %).

Los principales motivos de denuncia tienen que ver con el ruido (de pasos, maletas, mobiliario, fiestas…). El mal uso de las zonas comunes, los incidentes derivados del consumo de alcohol y drogas, la suciedad o la falta de respuesta del gestor del HUT también son otras causas de conflicto en comunidades vecinales de la ciudad.

Un trabajo conjunto con el sector

El servicio de mediación, que se enmarca en el Plan estratégico de turismo 2020, se ha trabajado con interlocutores del sector, como Apartur, Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona, que ha sido una de los principales impulsoras del servicio de convivencia y turismo, a fin de que las empresas del sector dispongan de una metodología y unos recursos para facilitar la convivencia ciudadana.

Deja un comentario

Cerrar menú