EL NUEVO PLAN ESPECIAL DEL CABANYAL TRAZA UN NUEVO FUTURO PARA EL BARRIO A TRAVÉS DE LA REGENERACIÓN URBANÍSTICA Y LA MEJORA DE LA CALIDAD DE VIDA.

Prensa Ayuntamiento de Valencia, 21-1-2019

Tras su aprobación en el próximo Pleno, el Plan Especial del cabanyal-Canyamelar, presentado esta mañana por el concejal de Urbanismo, Vicent Sarrià, será sometido a un periodo de exposición pública de 45 días, antes de que vuelva al Pleno, previsiblemente en abril, este documento concebido para la regeneración urbanística y la mejora de la calidad de vida en un barrio que recupere el mar y aumente su población en un 8’9%, que duplique sus equipamientos públicos, con 109.880 metros cuadrados más de zonas verdes, con un parque de más de 800 viviendas de titularidad pública, limitación de alturas y del número de apartamientos turísticos, nuevos espacios protegidos, cinco aparcamientos en altura que permitan plantar árboles en las calles de un barrio que recupere espacio público y gane espacios peatonalizados.

Galería de imágenes

El concejal responsable del área de Desarrollo Urbanístico, Vicent Sarrià, ha presentado esta mañana la versión definitiva del Plan Especial del Cabanyal-Canyamelar, «un documento que nosotros hemos considerado esencial desde que empezamos el mandato». Su presentación, en la que han participado los arquitectos redactores, Luis Casado y Gerardo Roger, se produce después de «superada la evaluación ambiental estratégica el año pasado y tras haber decidido ya cómo resolver el futuro del Bloque Portuario». La semana que viene, tras la aprobación por la Comisión de Urbanismo y el Pleno, «será sometido a exposición pública durante 45 días, antes de su aprobación provisional en Pleno y su aprobación definitiva por la Generalitat. «La voluntad del Govern de la Nau es que se apruebe por la Generalitat antes de que acabe la legislatura y que marque un punto y aparte definitivo para el barrio del Cabanyal-Canyamelar», ha asegurado Vicent Sarrià sobre este documento que afecta a una superficie de 1.463.244 metros cuadrados.

«Es un documento histórico en la medida que este Plan Especial viene a enterrar definitivamente años de abandono y años de indefinición para el futuro de un barrio emblemático de València», ha señalado Sarrià, que se ha referido al «gran objetivo» de regeneración urbanística y mejora de la calidad de vida en el Cabanyal-Canyamelar y a las 8 ideas fuerza para lograrlo: recuperar la conexión con el mar, recuperación de la población, creación de nuevas viviendas, recuperación de la calle y el espacio público, recuperación del patrimonio, fijación de parámetros urbanísticos, limitación de alturas y número de viviendas turísticas, y desarrollo de estrategias de política urbanística y económico-financieras que contribuyan a «atemperar el incremento de precios», incrementar los suelos dotacionales y enriquecer el tejido social.

BLOQUE PORTUARIO

«Este Plan pretende a través de multitud de acciones de índole urbanística relacionadas con la vivienda, con la movilidad, con las dotaciones públicas, contar con un planeamiento definitivo para todo el ámbito del Cabanyal para las próximas décadas, que permitirá entre otras cosas recuperar la conexión del conjunto del barrio en el mar, generar un parque de vivienda pública de que rondará las 800 viviendas de alquiler, construir nuevas viviendas en los espacios vacíos y contribuir a obtener los espacios públicos que el barrio necesita», ha afirmado Sarrià, quien ha insistido en que «resolvemos el problema de décadas relacionado con el Bloque Portuario de una manera respetuosa con sus propietarios y residentes, que además mejorará el entorno urbanístico. , en estos momentos muy degradado, del bloque y su zona adyacente”. Se contempla la desaparición del bloque Portuario en el plazo de tres años y la construcción de dos edificios de cuatro alturas cada uno junto al lugar donde se encuentra.

Otro de los aspectos destacados por Sarrià es que este Plan «permitirá desbloquear con un proyecto actualizado y modernizado el PAI de Eugenia Viñes, completar el parque de Doctor Lluch, y resolver de una manera satisfactoria la conexión de Blasco Ibáñez con el conjunto del Cabanyal».

MENORES DE 35 Y MAYORES DE 65

Sarrià ha invitado a que vecinos, entidades e interesado «puedan hacer las alegaciones que consideren oportunas durante el periodo de exposición pública» de una herramienta urbanística en la que la recuperación del mar «se pretende por medio de la potenciación de la transversalidad y la permeabilidad», que hace especial hincapié «en la consecución de las dotaciones necesarias para el barrio mediante mecanismo de gestión para obtener recursos y suelo sin recurrir a la expropiación» y que contempla la construcción de 274 viviendas libres en el entorno del PAI de Eugenia Viñes, además de otras 288 de protección oficial en las nuevas unidades de ejecución y otros 288 alojamientos dotacionales para alquiler a mayores de 65 años, menores de 35 años y colectivos vulnerables.

El régimen de alturas se mantiene en 3, planta baja y dos alturas, salvo en algunas zonas de ensanche y, por último, en cuanto a la limitación de viviendas turísticas será del 10% en la zona de Doctor Lluch hacía serrería, del 30%e Serrería hacia el mar, y del 40% en el PAI de Eugenia Viñes «para evitar saturación y concentraciones indeseadas». Con

Deja una respuesta