Las dos capitales canarias acuerdan adaptar sus respectivos planes generales de ordenación a la normativa vigente de suelo

Las Palmas de Gran Canaria, viernes 26 de octubre de 2018.-

El PGO se acomoda a varias leyes, tanto a nivel autonómico como estatal, que entraron en vigor en los últimos meses.

Una vez aprabado en pleno, se abre un período de exposición pública de 45 días hábiles para que los ciudadanos puedan presentar las alegaciones correspondientes.

El Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria aprobó hoy de forma inicial la actualización y el desarrollo de las normas urbanísticas de ordenación vigentes en el Plan General de Ordenación de la ciudad (PGO) del año 2012 para poder adaptarlas a la realidad urbanística actual.

La entrada en vigor que se ha producido en los últimos años de leyes de suelo, tanto a nivel autonómico como estatal, hacían necesaria una adaptación pormenorizada de estas normas a dicha legislación. Así lo ha explicado el edil, Javier Doreste, que ha afirmado que “era necesario revisar aspectos de la regulación normativa del PGO para adaptarlo a la realidad actual en aras de conseguir una mayor eficacia normativa”.

El objetivo de la modificación es actualizar, simplificar y clarificar el contenido de las normas pormenorizadas del PGO en base a los siguientes criterios: la adaptación a las leyes del suelo estatal y autonómica, la adecuación a la regulación sectorial actual de ciertas actividades: turismo, comercio y otros. Las leyes a las que se adapta ahora el PGO son la Ley del Suelo y Rehabilitación Urbana 7/2015, de ámbito estatal, y la Ley del Suelo y Espacios Protegidos de Canarias 4/2017.

También se introducen cambios en la normativa para corregir errores detectados, aclarar conceptos y regulaciones, mejorar la compatibilidad de usos de parcelas y espacios, así como una redacción más clarificadora de las normas de suelo rústico y asentamiento rural. El texto aprobado también introduce cambios normativos motivados por el cumplimiento de sentencias.

La propuesta de modificación no afecta a las normas de la ordenación estructural, ni a las fichas de las áreas diferenciadas, ni tampoco a los planos que regulan la ordenación. El nuevo texto no supone cambios en la clasificación ni categorización del suelo, ni siquiera de calificación, y no implica afecciones de la forma, superficie o localización de los espacios libres. Tampoco se incrementa el volumen edificable, ni la densidad con respecto a los establecido en el planeamiento vigente.

Además de esta adaptación a dos normas de ámbito estatal y regional, el Pleno aprobó incluir en el PGO otras dos modificaciones de la norma urbanística. Por un lado, se incluye en el Plan General la nueva delimitación del Plan Especial de Protección Vegueta y Triana (antiguo PEPRI) y del Plan Especial de Reforma Interior San Juan-San José. También se incluye una modificación del Catálogo de Protección Arquitectónico relativa a la iglesia y convento de San José.

Una vez aprobado en pleno los cambios normativos, se abrirá un período de exposición pública de 45 días hábiles para que los ciudadanos puedan presentar las alegaciones que estimen convenientes. Si no se presentan alegaciones, el texto volverá al pleno para ser aprobado de forma definitiva.

Santa Cruz de Tenerife, 26 de octubre

El pleno del Ayuntamiento da luz verde al nuevo Plan General de Santa Cruz

El concejal de Urbanismo ofrece a todas las fuerzas políticas un pacto en torno al nuevo planeamiento urbanístico y territorial de la ciudad

El pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobó hoy por mayoría cualificada el procedimiento de elaboración del nuevo Plan General de Ordenación que emprenderá la Gerencia de Urbanismo a partir de noviembre y con una previsión temporal de 4 años para dotar el ordenamiento urbano de la capital de plenas garantías jurídicas.

El concejal de Urbanismo, Carlos Tarife, fue el encargado de informar en sesión plenaria de los antecedentes que justifican la necesidad de emprender la elaboración del Plan General ante la incertidumbre judicial que pesa en estos momentos sobre el planeamiento vigente.

En este sentido, Tarife expresó que la elaboración del nuevo Plan pretende subsanar los defectos detectados por la Justicia en el actual ordenamiento, de forma que Santa Cruz recupere plenamente la seguridad jurídica en este ámbito, fundamental para el desarrollo de la ciudad y su economía.

El concejal, en todo momento conciliador, recordó que en la actual coyuntura el posicionamiento más razonable es contribuir conjuntamente a que Santa Cruz disponga del mejor planeamiento posible y, en consecuencia, invitó formalmente a todas las fuerzas políticas a sumarse a un pacto por el Urbanismo de Santa Cruz.

En su detallada intervención, el concejal avanzó que el nuevo Plan ofrece la oportunidad de afrontar mejoras objetivas abrir la ciudad al mar, entre otros, con el proyecto Santa Cruz 2030 (recuperación de los terrenos de la refinería); potenciar las dotaciones de los barrios; concentrar el uso industrial del suelo y a su vez recuperar suelo agrícola en el distrito Suroeste; sin olvidar la optimización de las estructuras comerciales y de ocio de la capital insular.

Procedimiento y calendario

Tarife indicó que el procedimiento de elaboración del nuevo Plan, pese a estar externalizada su redacción, quedará en todo momento sujeto al seguimiento y cuidado del jefe de servicio de Planeamiento y Gestión Urbanística del Ayuntamiento capitalino.

Asimismo, Tarife relató al pleno el cronograma previsto de tramitación, que comenzará el 12 de noviembre próximo con una consulta pública a la ciudadanía y a las organizaciones y entidades concernidas por la materia.

En paralelo al inicio de la redacción del borrador del nuevo Plan y del documento inicial estratégico, la Gerencia de Urbanismo solicitará a la Comunidad autónoma (Cotmac) el comienzo de los trabajos de evaluación ambiental estratégica desde el 1 de junio de 2019.

Cumplida esta fase, tanto uno como otro informe se someterán a información pública y a consideración de las administraciones públicas afectadas, proceso que se dilatará hasta el segundo semestre de 2020.

En julio de 2021 está previsto que el Ayuntamiento en pleno proceda a la aprobación inicial del Plan General, que se volverá a girar a consulta pública a la sociedad y a las demás administraciones.

En el primer semestre de 2022 se materializará la propuesta final del nuevo planeamiento antes de remitirlo de nuevo al Gobierno regional para formular la definitiva declaración ambiental estratégica.

Finalmente, el pleno del Ayuntamiento será el encargado de aprobar definitivamente el Plan en diciembre de 2022, para su posterior publicación en los boletines oficiales correspondientes.

De forma complementaria, Santa Cruz procederá a la revisión ya anunciada del catálogo de protección de patrimonio histórico, así como su tramitación como instrumento de ordenación autónomo, en virtud de lo dispuesto en la Ley canaria del Suelo y Espacios Naturales.

Deja una respuesta