Barcelona: reacción contra los pisos “colmena”

El ayuntamiento de Barcelona ha ordenado la suspensión de unos trabajos realizados en unos pisos que pretendían dividirlo para ofrecerlos como infraviviendas sin cumplir así con las normas de habitabilidad. Además de suspender los trabajos, la reacción municipal  ha sido expresar que en Barcelona no cabe este tipo de desarrollos porque son ilegales, no tienen amparo legal y no ofrecen las condiciones de habitabilidad que exige la normativa de vivienda. El promotor pretendía hacer en un piso pequeños habitáculos residenciales (de ahí la expresión colmena) absolutamente en contra de las disposiciones sobre habitabilidad para que un mismo piso pudiera ser utilizado por varias personas, aunque sin las dimensiones y condiciones que son necesarias.

Deja un comentario

Cerrar menú